¿De qué va este blog?

Es un blog de decoración, tutoriales, viajes y paisajes de la Patagonia. Sueño con que sea un espacio de conexión emprendedora. Es un pedacito de mi corazón, un lugar en el mundo (¡o en la nube!) y un pequeño espacio de reflexión. 

¿Por qué mi lugar feliz? Creo que el lugar feliz está en cada uno y es propio, pero compartido es mucho mejor. Por eso creé el blog junto a #HermanaTeen un 23 de abril de 2017. Creo que la felicidad es una construcción y no una búsqueda, un agradecimiento diario y un descubrimiento constante de momentos simples que nos hacen bien. ¿Te pasó alguna vez que no encontrás algo y lo tenías en las manos? Bueno, algo parecido pasa con la felicidad. 

El blog nació para contarle al mundo un poquito de esto y un poquito de aquello:



La jungla de la ciudad no es lo mío. Después de 11 años viviendo allá, con mi novio decidimos volver al pueblo que nos vió crecer: Esquel, un lugar en la cordillera chubutense. Acá vivimos sin estrés, sin transporte público ni humedad. Nos escapamos cada vez que podemos a cualquier rinconcito de naturaleza.

Viajá conmigo desde tu celu, explorá, llenate de ganas de venir. El sur no empieza y termina en Bariloche ¡Hay mucho más por recorrer!

QUIERO LEER SOBRE LA PATAGONIA




Decorar sin presupuesto es mi especialidad. Estamos reformando una cabaña ¡con lo que implica! ¿Querés ver? Te muestro el detrás de escena, la mudanza, los TIPS y los tutoriales para que te inspires y te animes vos también a darle alma y un nuevo look a tu hogar.

En la comunidad instagramera compartimos nuestros objetos felices, esos que hacen tu casa más linda o tienen una historia increíble detrás. Mandame el tuyo por inbox o subilo con el hashtag #esmiobjetofeliz ¡Me encanta conocer sus historias!

QUIERO LEER SOBRE DECORACIÓN Y OBJETOS




Y finalmente (redoblantes por favor)... ¡ELLAS! Les presento a #HermanaTeen y a la #AbuelaSaulita. Ellas son grandes personajes de la vida real y ahora del blog. Desayunan todos los sábados por Palermo, porque son así de topísimas y organizadas. Sus andanzas, historias y curiosidades te las cuento por el blog. 

La mini adolescente es dieciséis años menor que yo, y MUY fan de todo lo que tenga perros. Ella me enseñó a querer por puro querer, por el puro sentir a la otra persona feliz. Me despertó un instinto de protección semi-maternal que ni sabía que podía tener. 

La #AbuelaSaulita: una maestra generosa que llenó el corazón de varias generaciones en Quilmes y Villa Dolores. Si tenés parientes adultos por esas zonas, preguntales: seguro no sólo la recuerdan sino que la adoran (y probablemente la tengan en Facebook).

QUIERO LEER SOBRE ELLAS



© Es mi lugar feliz
Maira Gall